martes, enero 17, 2006

Lesbianas victorianas

fingersmith

Las lesbianas son raras. No es ningún secreto. Suelen tener mal genio, un sentido del humor discutible y son fans de Rosana Arbelo y de Pink. Si eso no es ser rara... imaginaos ir a una excursión de lesbianas de esas que organizan los colectivos LGTB (jo, parece un canal de televisión estadounidense). Irían todas en vaqueros, pantalones a cuadros, se pasarían el viaje en el autocar/autobús/guagua cantando eso de "El talismán de tu piel me ha dicho, que soy la reina de tus caprichos..." de comer todas llevarían tortillas (chiste fácil, I know) y además, todas querrían llevar al gato. ¿Por qué todas las lesbianas tienen gato? Deberíamos escribir al programa ese de leyendas urbanas del Discovery Channel a ver si dan con la respuesta. El caso es que las lesbianas se quejan de su invisibilidad (toma expresión de queer-theory) y nada más lejos de la realidad. Están por todas partes. Son como el Mercadona: siempre hay una cerca de ti. Y hubo lesbianas antes de que existiera Rose Troche, sí, había lesbianas en la época victoriana. ¿Que cómo lo sé? Pues gracias a Sarah Waters, una escritoria que le ha dado por escribir sobre bollos de época, y a la BBC que le ha dado por adaptar sus novelas. Que yo sepa hay dos adaptaciones.

La primera: Tipping the Velvet, que es algo así como "lamiendo el terciopelo" (con perdón) y que cuenta la historia de una chalada llamada Nan que abandona la ostrería donde trabaja con sus padres para conocer Londres... y vaya si lo conoce. Allí conocerá a una actriz que le cambiará la vida. A uno se le revuelve el estómago cuando dicen eso de "tus dedos huelen a sirena..." aaaaayyyy. ¡Qué desagradables pueden ser! Y es que la gente de la farándula es muy degenerada. Ahí teneis a Angelina Jolie...

La otra adaptación es Fingersmith que trata de una pobre desgraciada (las lesbianas siempre son desgraciadas) muchacha criada en un manicomio (de ahí que sea lesbiana) que mantendrá una relación con su nueva doncella (bonito eufemismo el de doncella) Claro que, como no podía ser de otra manera, tiene que haber drama lésbico: Amor, desamor, sexo, robos, asesinato y traiciones. Y es que las lesbianas son muy traicioneras (de ahí que les gusten los gatos). Todo esto es para decir que si ves a una lesbiana huye. Y si ves a un gato, huye también. La lesbiana está cerca. Claro, que entre una lesbiana amante de las lecturas de Virginia Woolf y una marica descerebrada del ambiente, creo que prefiero correr el peligro y quedarme. Aunque, ¿pueden las lesbianas ser más traicioneras que una marica mala? Difícil y dura cuestión. Meditaré sobre ello. Mientras tanto, os recomiendo las adaptaciones televisivas de la Srta. Waters.

12 Comentários:

Peibols dijo...

Te has liedo "Más que amigas"??
esa gran biblia del lesbollerismo?

Es que cuentan lo del gato y el chiste de...
- Que se lleva una lesbiana a su segunda cita?
- Las maletas.

A mis lebolleras de alrededor les suele gustar Manolo García.

Ilse dijo...

Yo tengo gato y no soy bollo, ¿Qué passssa?

Queer Enquirer dijo...

Peibols, conozco el libro pero no lo he leído. Ilse, tú eres un poco bollo, reconócelo!

Atchissss!!! dijo...

Pues a mí me dan alergia los gatos, ¿debo dejar a mi novia?

janis dijo...

me he reido mucho con este articulo que humor mas agradable y preciso.
soy bollera estoy de acuerdo con todo... las lesbianas tienen mal genio y gatos tambien jajaja muy inteligente y lleno de humor te felicito

A.D. dijo...

Me habré reído bastante, no soy lesb pero si bisexual (y por eso tengo perro y me gustan los gatos) jajajaja chiste chiste, a pesar q mucho de so no es cierto me he reído mucho y mi novia tb. me gustó mucho tu blog. Un beso bb.jojojo

Anónimo dijo...

Pues soy less y tengo una perra, una pitbull, eso si rete marica, he mordido a mas personas que ella... XD
Y odio los gatos y no soy traicionera (Mas bien soy despiadadamente honesta, admito que me gusta mas ser lo primero que lo segundo) mijo, tu articulo apesta

rocio dijo...

a mi me ha parecido una gran estupidez, ;) más femenina q yo no la verás, no me gustan los gatos, y soy lesbiana.
Algún stereotipo más? ... ain que mal va el mundo!!! q coño, la humanidad

Meitanei dijo...

¿Pero de qué os quejais? Si esto es pa de reír XD

Un buen artículo, empezaré la mañana con una sonrisa bien grande y con mucho sueño.

Soy bisexual, tengo novia... Y en cuanto pueda, me mudo con ella y adoptamos un gato y lo capamos :] (Para que se ponga goooordo (L) )

Anónimo dijo...

Seras homofog@ de mierda, malnacid@!!!!

Kdayana Giraldo dijo...

Que terrible artículo, soy lesbiana y o soy desgraciada ni mucho menos, tampoco soy saca del manicomio por ser lesbiana , eres un@ ignorante ... homofobico de la puta Mierdaaaa

Luis B. dijo...

Señores de la comunidad LGTB, espero que respeten mi comentario como yo respeto el de ustedes, pero esto que ustedes defienden no es mas que una falta a la naturaleza humana, quieren llamar verdad a la mentira y mentira a la verdad los primeros que discriminan son ustedes porque no aceptan que la naturaleza nos hizo desiguales para poder complementarnos hombre-mujer y mujer-hombre porque de estas diferencia es que se puede generar vida sana con todo mi respeto no hay amor sano en la unión hombre-hombre o mujer-mujer simplemente porque ese amor no da frutos osea no da vida humana las leyes universales no pueden estar equivocadas ustedes son los equivocados esto es tan cierto porque es gracias a la naturaleza que hoy ustedes y yo existimos. No se engañen ya basta acepten la verdad lo que ustedes sienten no se puede llamar amor porque no es sano, porque es contra natura porque el amor es un sentimiento puro entre un hombre y una mujer en este campo no hay medias tintas no se engañen ni confundan a las nuevas generaciones vivan en su mundo promiscuo y asuman sus consecuencias yo lo respeto pero no promuevan esto como la búsqueda de un mundo mejor o la mentira que el mundo esta evolucionando, o esta cambiando, o que estamos en un nuevo mundo civilizado mas bien salvemos al mundo de esta mala costumbre, de esta inhumana practica, solo por el antojo y capricho de una comunidad LGTB, que perdió el sentido de la vida, que quiere imponernos conductas equivocadas, perversas fuera del orden Universal y no sean heterofóbicos por mis afirmaciones porque en el fondo ustedes saben que su orientación sexual es un desorden Psicológico, surgido por causas que ustedes mismos ni saben y ni se atreverán a afrontar !!!! que desastre !!!!!....

The Queer Enquirer © 2008 Template by Dicas Blogger.

TOPO