lunes, febrero 27, 2006

La ley de Mahoma


Con morbo y estupefacción leo esto:

El Ejército de EEUU abrió una investigación para determinar si varios miembros de la 82 División Aerotransportada aparecieron en un sitio pornográfico de Internet para homosexuales, informó hoy la prensa local.

Las autoridades del centro de Fort Bragg (Carolina del Norte) tratan de determinar la veracidad de las acusaciones efectuadas a este respecto, para decidir si los paracaidistas violaron el código de conducta militar.

Fuentes del Ejército citadas hoy por los medios locales indican que la investigación implica a siete soldados.

Una portavoz del Pentágono aseguró que los soldados acusados de mantener relaciones homosexuales podrían ser expulsados de sus unidades.

El Pentágono sostiene que la "conducta homosexual es incompatible con el servicio militar". El Ejército estadounidense define como "conducta homosexual" aquellos actos "de comunicación verbal o no verbal" que establecen que un miembro es homosexual.

La 82 División es una de las unidades más populares del Ejército. Sus 15.000 miembros están entrenados para ser desplegados en cualquier punto del planeta en un plazo de 18 horas.


Jolín. Imaginarse a una brigada de masculinos paracaidistas fornicando entre ellos como si de una película porno se tratase exita a cualquiera ¿no? Pero me hace mucha gracia eso de que "sus miembros están entrenados para ser desplegados en cualquier punto del planeta". Suena como si fuera una élite de chaperos entrenados para presentarse inmediatamnete en la casa de uno después de haber solicitado sus servicios llamando a un 806.
Tampoco tiene ningún desperdicio la afirmación de que "la conducta homosexual es incompatible con el servicio militar". Ay, estos son como los católicos que creen que los curas renuncian a su sexualidad y que, en todo caso, serían heterosexuales. Creo que después de la Iglesia, donde más maricas y bollos hay es en el Ejército. Yo conozco a más de uno que se metió allí sólo por el morbo que daba estar rodeado de machos uniformados... con tal suerte que un teniente le tiraba los tejos. La suerte era mala, puesto que el sargento era feo. Y claro, ya se sabe que cuando uno no se acuesta con su superior, la cosa tiene consecuencias, sobre todo si tu superior es un militar. Aunque no sé, eso de un sargento mandón dándote órdenes en la cama también tiene su morbo. Lo que pasa es que mi "amigo" es de esos gays que se presumen de que son activos y de que su culo no lo toca nada, y por ende, cree que es menos maricón que el resto. Pobrecito, ya lo dice la ley de Mahoma, tan maricón es el que da como el que toma. Sí, lo sé, la frase es horrible y está asquerosamente manida, pero viene como anillo al dedo, o como cock-ring al rabo.

1 Comentário:

Anónimo dijo...

Latest news. Viagra, cialis

viagra
cialis
tramadol

The Queer Enquirer © 2008 Template by Dicas Blogger.

TOPO